Cómo controlar las deudas en tu casa para empezar a ahorrar

28 Nov Cómo controlar las deudas en tu casa para empezar a ahorrar

controlar las deudas
El endeudamiento es uno de los principales enemigos del ahorro. Por eso es importante aprender a controlar las deudas en tu casa para empezar a ahorrar .

No controlar tu nivel de endeudamiento es estar esperando una tormenta en medio del campo.

Es más probable que te caiga un rayo. Es así.

Teniendo este tema en tu punto de mira, es mucho más probable que las decisiones que tomes te encaminen hacia un mayor control de tus finanzas personales, y por tanto tendrás más posibilidades de poder comenzar a ahorrar.

Hay dos puntos de acción principales que te permiten controlar las deudas en tu casa para empezar a ahorrar .

El primer punto de acción para controlar las deudas es NO TE ENDEUDES.

La deuda de las familias españolas se sitúa en niveles del 2007. Esto quiere decir que parece que nos hemos dado cuenta de que no podemos pedir un préstamo para cualquier cosa.

Sin embargo a veces me pregunto si esto es así realmente o tan solo se trata de una consecuencia debido a que las entidades financieras no están llevando el crédito al ciudadano. Es decir, ¿realmente nos hemos dado cuenta que endeudarse en exceso no es bueno, o simplemente no nos endeudamos más porque no nos dejan?

No sólo te endeudas cuando pides un préstamo para comprarte un coche, hay muchas formas más sutiles de hacer que tu nivel de endeudamiento aumente, y tienes que estar atento porque es más fácil caer de lo que te crees. Te voy a mostrar cuatro:

La primera:

El otro día estaba en el supermercado y me ofrecieron una tarjeta de crédito. Sin cuota el primer año, con un TAE del 24%. Todo facilidades (siempre que estuviera trabajando claro). Entre el argumentario que el comercial me estuvo comentando, estaban los consabidos: para hacer una reforma en casa, para cambiar los muebles.

Esto es una forma de endeudarte.

La segunda:

Si te das una vuelta por unos grandes almacenes, y decides aprovechar una oferta para comprarte un sofá porque te ofrecen pagarlo en doce meses. De nuevo te estás endeudando.

La tercera:

Si te pasas por una gran cadena de electrodomésticos y decides aprovechar un descuento para cambiar de tele porque te ofrecen una tarjeta para pagarlo en seis meses. Te estás endeudando.

La cuarta:

Si te pasas por una tienda de móviles para cambiar tu tarifa y te vas con un móvil nuevo pero con un contrato de permanencia y una tarifa superior a la que tenías cuando entraste. Te estás endeudando.controlar las deudas en tu casa para empezar a ahorrar

Vaya, vaya. ¿A que es más fácil endeudarse de lo que parece?

Es imprescindible que tengas muy claro lo que significa endeudarse:

Significa pagar más por adelantar el consumo de un bien o de un servicio. Significa que en el futuro vas a tener que vivir con menos dinero por disfrutar de algo ahora.

Esto, no tiene por qué suponer un problema, siempre que tengas control acerca de tu futuro. Siempre que sepas cuáles van a ser tus ingresos y cómo vas a ir haciendo los pagos a los que te comprometes.

Sin embargo, si no lo sabes.. ¿Cómo tienes el valor de adquirir un compromiso que puede originarte un problema en el futuro?

O es que no has oído hablar nunca y estoy hablando de los casos de peticiones de préstamos para pagar otros préstamos o el uso de las tarjetas de crédito para pagar deudas anteriores pagando unos intereses brutales.

Resumiendo: cuando vayas a comprar algo que te suponga un compromiso de pago futuro, por favor, dale una vuelta y piensa si realmente no puedes esperar a tener dinero ahorrado para comprártelo.

controlar las deudas en tu casa para empezar a ahorrar

El segundo punto de acción para controlar las deudas es: si ya te has endeudado tienes que acabar con tus deudas.

Hay formas de acabar con las deudas. No es cuestión de desear algo con todas tus fuerzas ni de esconder la cabeza detrás de la puerta de tu casa como algunos se empeñan en hacer.

Se trata de ponerse al frente de tu casa, al frente de tus problemas.

Es pulsar al On. 

Es una cuestión lo primero de actitud.

Y lo segundo es una cuestión de técnica.

Debes saber cuál es la forma más efectiva para acabar con tus deudas, y para eso existen métodos como el Método Predator y también otros específicos para acelerar el pago de las deudas de las tarjetas de crédito.

Cualquiera de ellos se basa en dos conceptos:

  • conocer tu situación: es decir tienes que saber qué capital debes, qué tipo de interés estás pagando por ello, y cuánto tiempo tienes que seguir pagando.
  • ir liquidando las deudas de una en una: de mayor tipo de interés a menor tipo de interés.

No puedes actuar si no sabes exactamente en qué situación estás.

Has de conocer a tu enemigo antes de plantearte si quiera enfrentarte a él. Así que deja de procastinar y ponte manos a la obra que se puede.

Como conclusión me gustaría hacerte una reflexión, entre las pocas cosas buena que tiene la crisis que estamos padeciendo es que ha hecho que muchos nos replanteemos nuestro modo de vida y me explico: 

El modelo anterior a la crisis era trabajo, gano, consumo, pido prestado, consumo más, trabajo más, consumo más, gasto más, pido más prestado… y así hasta el infinito. Como si no hubiera un mañana.

Necesito ganar más para comprar cosas, para que mi vecino vea el cochazo que tengo, para chulear. Para hacer el tonto vaya.

La crisis ha hecho que nos replanteemos este modo de pensar y que pensemos más en el futuro.

Que planifiquemos.

Que volvamos a lo que hacían nuestras madres y abuelas que era guardar en los buenos tiempos para cuando vinieran los malos tiempos.

En resumen, que seamos más eficientes.

Y la eficiencia es un buen principio para todo.

Si te ha gustado la entrada, ayúdame: dale al botón!! y comparte en tus redes sociales y SUSCRÍBETE para recibir un Curso ON Line totalmente gratuito con el que harás crecer tu cuenta corriente.

0 comentarios

Publica un comentario