Cómo evitar el cuento de la lechera 2.0

Como Evitar el cuento de la lecheraEl cuento de la lechera está más de moda que nunca.

Con las start ups.

Con el interés por el emprendimiento.

Con los medios de comunicación hablando de personas que se hicieron millonarias gracias a una gran idea.

Es el cuento de la lechera 2.0

Y es muy probable que seas la lechera y no lo sepas.

¿Qué errores principales cometió la lechera?

El cuento ya lo conoces, no voy a hablar de él. Lo que si voy a hablar es de comportamientos que a día de hoy se replican en pequeñas empresas que están comenzando a crecer y que pueden hacer que su crecimiento se vea quebrado porque no son capaces de digerirlo.

Error1: No bajar a la tierra las ideas.

Hay muchos de nosotros que tiene multitud de ideas al cabo del día. Nuevos productos, nuevos servicios. Y queremos implantarlo ya, porque pensamos que va a ser la bomba.

Y seguramente lo sean si… pero ¿a qué precio? ¿Con qué rentabilidad?

Estamos hablando del futuro, por supuesto, pero no se trata de adivinar el futuro, se trata de ACOTAR EL RIESGO. Tu pensamiento debe tener parte de la mentalidad de un inversor, analizando hasta qué punto te conviene invertir tu tiempo, dinero, recursos en algo de lo que no conoces su rentabilidad.

Se trata de emplear tu tiempo y dinero en aquello que te de más rentabilidad con menos riesgo. Ni más ni menos. Este planteamiento de Warren Buffet es directamente aplicable a tu empresa.

Si has decidido hacer algo de forma consciente, y has bajado a la tierra para definirlo, estás tomando decisiones sabiendo lo que haces, y si haces esto, tu riesgo se minimiza.

Error 2: Plantear siempre el mejor escenario.

Al análisis de escenarios es una disciplina que se utiliza mucho en mi profesión. Se trata de simular distintos escenarios para analizar cuál sería el resultado si se dieran distintas circunstancias.

Este ejercicio te permite definir en qué situación te encontrarías si el futuro no fuera tan bueno como a primera vista pensaste.

Si aún conociendo tus peor escenario, los números son favorables, tu decisión está clara.

Si por el contrario, tu peor escenario no te lo puedes permitir,  o tu mejor escenario no es lo suficientemente bueno como te gustaría, acabas de ahorrar mucho tiempo y dinero.

Y el error más importante: no centrarse en lo importante por preocuparse de intangibles.

Tu tiempo es muy limitado.

Y lo sabes.

No puedes dedicarte a todo.

No puedes ponerle foco a todo.

No puedes estar pendiente de todo.

Tu atención es tan limitada como tu tiempo.

Y necesitas priorizar.

Puedes elegir centrar tu atención en el futuro, en crecer, en los pasos que vas a ir dando, en lo maravilloso que va a ser todo. Por supuesto que puedes hacer esto.

Y lo más probable es que des un mal paso. Y el cántaro se rompa.

La opción más sensata es mirar a tu suelo, ver dónde se apoyan tus pies,mirar a tu punto de destino y entonces dar un paso más, y otro paso más, y otro paso más. Uno a uno, reforzando tu posición financiera en cada paso, robusteciendo tu caja en cada paso. Avanzando de forma consistente, sin agujeros.

Y entonces serás imparable.

 

No Comments

Post A Comment