Aprende a decidir sin tiempo y de forma infalible

21 Jul Aprende a decidir sin tiempo y de forma infalible

decidir sin tiempo y de forma infalible No tienes tiempo.

Lo sé.

Y eres una microempresaria que tomas decisiones todos los días.

Por eso necesitas ser capaz de tomar decisiones correctas de forma rápida. Inmediata. Instantánea a veces, diría yo.

En los últimos días te he contado cuál es el proceso sistematizado de toma de decisiones que te permite eliminar la incertidumbre de la decisión. Un método que se compone de tres pasos

  1. Crear un entorno adecuado de toma de decisiones como requisito imprescindible para poder resolver tus problemas.
  2. Elegir la mejor solución para tu problema.
  3. Ejecutar tu decisión de forma impecable.

Siguiendo estos tres pasos serás capaz de tomar la mejor decisión.

Sin duda alguna.

Sin embargo este sistema tiene un fallo.

Uno solo.

Pero que dinamita todo el proceso.

Necesita tiempo.

Para poder llevarlo a cabo necesitas tiempo. Por eso es importante saber cuándo utilizarlo. No puedes emplearlo en todas y cada una de las decisiones que tomas en el día a día porque paralizarías tu empresa.

Y tú no quieres que tu empresa esté parada.

Y yo tampoco.

Por eso he dejado para este post lo mejor de todo.

Un atajo.

Una forma de  tomar decisiones infalibles cuando no tienes tiempo para llevar a cabo todo el proceso completo.

Aprende a decidir sin tiempo y de forma infalible.

Hay un libro que se llama Blink.

Este libro nos habla de por qué las primeras impresiones son tan fuertes y por qué en muchos casos nos permiten llegar a conclusiones acertadas cuando en apariencia no tenemos información suficiente. Investiga cómo funcionan estas primeras impresiones, las que nos formamos en el tiempo que se tarda en parpadear y de qué manera influyen en nosotros.

Así mismo nos dice por qué algunas personas son muy buenas tomando decisiones rápidas bajo presión y otras son un desastre, y cómo se puede mejorar este tipo de habilidad.

Este libro trata en profundidad la idea con la que quiero que te quedes:  Tu capacidad para tomar decisiones en microsegundos.

Te voy a comentar algo que me sucede a menudo.

Como sabes mi especialidad es la Planificación Financiera y Control de gestión. Eso hace que muchas veces trabaje con hojas excel bastante grandes, con varios formulados y en las que reflejo distintos escenarios, cambios de variables, etc.

Pues bien.

En ocasiones estoy trabajando con la hoja, y hay algo en el estómago que me dice que las cosas no van bien.

Que la hoja no está dando resultados correctos.

No sé muy bien lo que es.

Es solo una sensación de que algo va mal.

Eso sí, cuando tengo esa sensación paro inmediatamente y reviso por completo el documento.

Porque siempre.

Y esto es así.

Siempre que he tenido esta sensación, he encontrado un error en mis cálculos. Y el aviso me ha ayudado a solucionarlo.

Y estoy convencido de que sabes de lo que te hablo.

Cuando estás trabajando con algo que controlas, algo que manejas muy bien y tienes una sensación extraña que te avisa de que algo no está bien. Que algo no va como debería.

Seguro que sabes a qué sensación me refiero.

¿A que sí?

A menudo, tienes que tomar las decisiones rápido porque no tienes tiempo suficiente para ir a través de todo el proceso que hemos dibujado. En esas situaciones la mejor forma de actuar es dejar que tu intuición te indique la mejor decisión.

Escuchar a tu intuición.

Pero OJO, siempre que tengas muy claro cuál es tu objetivo final.

Esto es un requisito imprescindible para que este método funcione.

Tienes que tener claros tus objetivos para que tu intuición te ayude. Tienes que tener diáfano cuál es tu objetivo final. 

Si no este método no va a funcionar.

Y no es cuestión de creencias o sugestiones.

Es un proceso científico que funciona.

Y si no te lo crees ahí te he dejado el libro que lo cuenta con más detalle…

Una buena lectura para el verano que te ayudará a decidir sin tiempo y de forma infalible.

0 comentarios

Publica un comentario