¿En qué se parecen la comida y el dinero?

se parecen la comida y el dineroDía a día cada vez encontramos en España más gente con sobrepeso.

Sin embargo, uno no engorda de repente.

Los kilos no se pegan al cuerpo de forma inmediata y repentina.

Uno no se levanta un día por la mañana y resulta que pesa 50 kg más.

Es un proceso que lleva su tiempo.

Que comienza cuando decides dejar de caminar, e ir a todos los sitios en coche. Que se ve ayudado por el hecho de pasarte más de 8 horas sentad@ frente a un ordenador.

A esto además le añadimos que cada vez comemos peor, más deprisa, con menos tiempo, sin horarios,  más comida basura, más fuera de casa. Lo cual no ayuda en nada a tener una silueta definida.

¿Y qué pasa cuando hablas con tus amig@s acerca de que has ganado unos kilos y que quieres perder peso?

Que empiezas a oír cosas como éstas:

  • evita los carbohidratos.
  • come solo chorizo y filetes durante una semana.
  • no mezcles patatas fritas con filetes
  • no comas antes de irte a la cama (esto se lo oí hace nada a Pilar Rubio creo y adoro a Pilar Rubio)

Es para reírse, de verdad. Al menos bajo mi punto de vista.

Seguro que hay algunas de ellas que son verdad, o no, ¿quien sabe?

Lo que quiero decirte es que debatir acerca de estas cosas es olvidarse de la cuestión central. De lo realmente importante. Nos encanta hablar de tonterías en lugar de hablar de las cosas que importan.

El 99% de las personas que quieren perder peso deberían concentrarse en dos cosas:

– comer menos.

– hacer más ejercicio.

Ni más ni menos.

Sin embargo, en lugar de aceptar estos dos hechos nos empeñamos en discutir acerca de tonterías.

¿En qué se parecen la comida y el dinero?

[one-half-first]Cuando hablamos de comida[/one-half-first][one-half][/one-half]Cuando hablamos de dinero

[one-half-first]No monitorizamos nuestras calorías[/one-half-first][one-half][/one-half]No realizamos un seguimiento de los gastos

[one-half-first]Comemos más de lo que creemos[/one-half-first][one-half][/one-half]Gastamos más de lo que pensamos

[one-half-first]Debatimos acerca de dietas, métodos[/one-half-first][one-half][/one-half]Debatimos acerca de tipos de interés, de la bolsa

[one-half-first]Hacemos caso de lo que nos cuentan[/one-half-first][one-half][/one-half]Escuchamos a nuestros amigos, o la tele, en lugar de formarnos

Muchos de nosotros caemos en dos errores principalmente cuando hablamos de nuestro dinero:

  • o bien lo ignoramos completamente (y por cierto nos sentimos culpables cuando vemos que hay otra forma de hacer las cosas)
  • o bien nos obsesionamos con cosas sobre las que no podemos actuar, como los tipos de interés y los riesgos geopolíticos de la crisis de Ucrania.

Ambas opciones nos llevan al mismo resultado. Ninguno.

La verdad es que no te hace falta un gestor/asesor para llevar las riendas de tus finanzas personales.

se parecen la comida y el dinero

Lo que te hace falta es que no te cobren comisiones en tu banco.

Necesitas saber unas pocas cosas acerca de inversiones que te permitan mover tu dinero.

Necesitas saber cómo NO endeudarte.

Y finalmente necesitas saber cómo hacer que tu dinero crezca en los siguientes 30 años.

Esto es todo lo que necesitas, pero esto no mola. No es cool. No es sexy.

Es mejor debatir acerca de las bajadas de los tipos de interés, de si la bolsa ha bajado por esto o por lo otro.

¿Por qué?

Porque nos encanta hablar de tonterías.

Cuando lo hacemos, nos sentimos satisfechos. Nos sentimos como si realmente nos estuviéramos haciendo cargo.  Sin embargo es totalmente ilusorio, porque realmente no estamos tomando ninguna acción.

Estamos poniendo el foco en detalles sin importancia y NO ESTAMOS ACTUANDO.

Imagina la última vez que hablaste con un amigo acerca de adelgazar o de finanzas.

¿Acabasteis la charla saliendo a correr?

¿Acabasteis la charla enviando dinero a una cuenta bancaria?

Lo dudo mucho.

La gente adora hablar sobre minucias, porque les permite olvidarse de las cosas importantes.

¿Sabes qué?

Deja que los necios hablen de tonterías.

Yo he decidido aprender acerca del dinero dando pasos para manejar mis propias cuentas.

Igual que no necesitas se un nutricionista para comer bien, o un ingeniero para conducir un buen coche, tampoco necesitas saberlo todo acerca de las finanzas para mejorar tu situación actual. Solo necesitas actuar.

Y cuanto antes mejor.

Recuerda a más formación en Finanzas Personales más posibilidades de salir adelante y mejorar tu Economía Doméstica. Está en tu mano.

Si te ha gustado la entrada, ayúdame: dale al botón!! y comparte en tus redes sociales.

Además, ya sabes que si quieres consultarme algo  no tienes más que dejar un comentario en cualquier entrada del blog.

No Comments

Post A Comment