La eterna pregunta: amortizar cuota o plazo

La eterna pregunta amortizar cuota o plazo

19 Ago La eterna pregunta: amortizar cuota o plazo

La eterna pregunta amortizar cuota o plazo
Seguro que te has planteado la pregunta en muchas ocasiones: ¿qué es mejor amortizar cuota o plazo?

Si tienes una hipoteca sabes de lo que te estoy hablando.
Si tienes un préstamo sabes de lo que te estoy hablando.

Cuando has conseguido ahorrar alguna cantidad, una de las opciones es utilizar tu ahorro para reducir tus deudas.

Esta es una muy buena opción, aunque menos buena para el banco, por eso cuando se lo planteas lo primero que te dice es que es posible que te cobre algo por devolverle el dinero.

Sí, los bancos son así, te cobran por dejarte dinero y te cobran porque les devuelvas el dinero. Es lo que ellos llaman la comisión por cancelación parcial.

¿Qué te van a preguntar cuando quieras devolver el dinero?

El caso es que te cobre o no te cobre, cuando al banco le planteas que quieres devolverle el dinero antes de tiempo te va a preguntar dos cosas:

  1. ¿cuánto dinero quieres devolverme para reducir la hipoteca?
  2. ¿quieres amortizar cuota o plazo?

Y claro, la primera pregunta es directa. Miras lo que tienes en el sobre ( 5.000 euros, 2.000, 10.000 lo que sea) y le dices al tipo del banco: tanto. Muy sencillo.

La segunda pregunta sin embargo no es tan clara.

¿Amortizar cuota o en plazo?

¿Amortizar plazo o cuota?

¿Ser o no ser?

Al final, te planteas,” dará lo mismo ¿no?, total sigo debiendo al banco el mismo dinero, luego dará lo mismo”.

Finalmente decides:  “en cuota y así llego más desahogado a fin de mes”

Y en ese momento es cuando el tipo que tienes enfrente sonríe, te dice firme aquí y aquí y te vas tan contento a casa.

Sin saber que te has equivocado.

¿Por qué te has equivocado?

Vaya por delante lo primero mi enhorabuena, porque has sido capaz de ahorrar para reducir tu deuda. Y eso se merece al menos mi reconocimiento. De verdad. Enhorabuena

Una vez felicitado tengo que decirte que lo podías haber hecho mejor. Por dos razones principalmente :

Primera:

Si has sido capaz de ahorrar para reducir tu deuda, quiere decir que estás haciendo las cosas bien, entonces

¿por qué narices bajas el ritmo? ¿Por qué decides pagar menos cuota? ¿Para poder gastar más y seguir manteniendo la deuda?

No tiene sentido.

Una vez que has conseguido pagar esa cuota de hipoteca, MANTENLA.

Tu objetivo ha de ser quitarte esa deuda, cuanto antes mejor. Y reducir la cuota no te ayuda a conseguir ese objetivo. Al revés te aleja de él.

Segunda:

Vas a pagar más intereses, sobre todo si estás en la primera mitad de la hipoteca.

Los más avanzadillos me saldréis con la tasa de descuento, el valor del dinero en el tiempo y demás. Y sí, completamente de acuerdo. Pero digamos que parto de la hipótesis de una inflación cero (como ahora) y unos rendimientos de activos libre de riesgo cercanos a cero (casi como ahora). Al final son hipótesis como cualquiera de las simulaciones entre las que nos movemos los economistas así que no compliquemos la foto. ¿Ok?

Si estás suscrito a este Blog, entre los recursos que pongo a tu disposición está un simulador de hipoteca para que puedas realizar cálculos con tus propios datos. Utilizando este simulador de hipoteca podrás plantear distintos escenarios. ¿Qué pasa si?

  • amortizo tanto.
  • baja o sube el tipo de interés/euribor
  • en lugar de a unos años me comprometo a más o menos años.

Utilizando este simulador he realizado el siguiente cálculo para una hipoteca de 100.000 euros a 20 años, al 2.5% a la que decido amortizar anticipadamente 5.000 euros. Con tres escenarios en función de si

  1. no hago nada.
  2. amortizo cuota.
  3. amortizo años.

Si no hago nada, pagaría algo más de 27.176 euros de intereses. Si amortizo cuota pagaría algo más de 25.817 euros de intereses y si amortizo plazo algo más de 24.000 euros. La solución, bajo las hipótesis dadas, parece clara ¿verdad?

Resumiendo

Mi consejo, y con el que quiero cerrar este post. Opta siempre por el plazo, reduce el plazo. De esta forma matarás antes la deuda, y cualquier deuda, sobre todo la mala deuda que no te genera ninguna rentabilidad, es la que primero hay que matar.

 

Recuerda a más formación en Finanzas Personales más posibilidades de salir adelante y mejorar tu Economía Doméstica. Está en tu mano.

Si te ha gustado la entrada, ayúdame: dale al botón!! y comparte en tus redes sociales.

Además, ya sabes que si quieres consultarme algo  no tienes más que dejar un comentario en cualquier entrada del blog.

0 comentarios

Comentarios deshabilitados.