Las tarjetas de crédito te dan sorpresas

06 Ago Las tarjetas de crédito te dan sorpresas

Hoy vamos a comentar un slogan publicitario que recientemente vi en una entidad bancaria y que nos sirve de ejemplo como las tarjetas de crédito te dan sorpresas. El texto era más o menos: La vida te sorprende, nuestras tarjetas no. Tú eliges lo que pagas mes a mes.

Así a primera vista el mensaje parece positivo: nos ofrece la seguridad de conocer en cada momento lo que vamos a pagar mes a mes y además ser capaz de elegirlo. El slogan está preparado para que entres y te cuenten que dispones de una línea de crédito en la tarjeta y que puedes pagar con ello lo que quieras y elegir la cuota que vas a pagar, y todo con un cierto TIN y TAE. Piensas que genial y lo contratas porque así puedes comprarte la tele que habías visto en el centro comercial que sea y solo vas a tener que ir pagando lo que tu quieras al mes hasta que la tengas completamente pagada. Sin riesgo, con seguridad.

Vaya por delante que bajo mi punto de vista las tarjetas de crédito son una herramienta que es aconsejable que tengamos en la cartera, pero es muy importante que conozcas su funcionamiento para evitar sustos o encontrarte con que compraste algo hace cinco años que todavía sigues pagando y no entiendes por qué.

Tú eliges lo que pagas mes a mes: esto quiere decir que tú eliges la cuota que vas a pagar mes a mes y esta cuota va a contener tanto la amortización del capital  (es decir,la devolución del dinero que había en la tarjeta y que utilizaste) como los intereses por las cantidades que todavía has de devolver. Las tarjetas de crédito tienen uno de los intereses más altos, luego cuanto más baja pongas la cuota, mayor será la cantidad que tienes pendiente y por tanto mayor será la cantidad de intereses que deberás pagar. Efectivamente tú eliges lo que pagas mes a mes y con ello eliges también lo que debes mes a mes, y sobre lo que debes se te va a aplicar uno de los intereses más altos del mercado. La cuota no cambia pero como sigues pagando lo mismo pero se generan intereses, vas a pagar  durante más tiempo y vas a pagar más de lo que pensaste.

La vida te da sorpresas, nuestras tarjetas no: efectivamente la cuota no te da sorpresas, la has puesto fija. Sin embargo ¿qué sucede con el tiempo durante el cual vas a pagar esa cuota?. Cuanto más dispongas del crédito de la tarjeta y más pequeña sea la cuota de la tarjeta, más intereses estás acumulando. Piensa que en función de lo que gastes casi podría darse el caso de que con tu cuota solo pagues intereses y el capital siga pendiente, por lo que sería un pago CASI INFINITO.

En fin, ten cuidado con las cosas que contratas, la responsabilidad al final es tuya, y no valen excusas como es que el del banco no me dijo o es que no leí el contrato  o es que no lo entendí.

Recuerda a más formación en Finanzas Personales más posibilidades de salir de esta crisis. Está en tu mano.

Si te ha gustado la entrada, te ha ayudado o la ves interesante, dale al botón!! y comparte en tus redes sociales.

Además, ya sabes que si quieres consultarme algo  no tienes más que dejar un comentario en cualquier entrada del blog.

0 comentarios

Publica un comentario