Principales diferencias entre Cajas y Bancos

Vamos a tratar un tema que está muy de moda que son las Cajas de Ahorros. Esta entrada te servirá para conocer las principales diferencias entre las cajas y los bancos y conocer como el panorama está cambiando con las introducción de nueva legislación.

En primer lugar, habrás visto en la televisión o leído en los periódicos multitud de fusiones entre cajas y nacimiento de nuevas entidades (Bankia por ejemplo). De hecho en 2010 pasaron de ser 45 entidades a ser 15, lo cual te da un ejemplo del ritmo de fusiones.

Las cajas de ahorro nacieron en el siglo XIX para fomentar el ahorro de las clases populares y combatir la usura (si recuerdas, muchas de ellas tenían el nombre de Caja de Ahorros de XXX y Monte de Piedad). No son sociedades con ánimo de lucro lo que hace que por ley están obligadas a destinar sus beneficios anuales a reforzar su solvencia y a dar dinero para obras sociales. Es decir, las cajas no es que fueran más “buenas”que los bancos porque realizaran más obras sociales, sino que estaban obligadas a ello (mientras que los bancos pueden repartir sus beneficios como mejor les convenga)
Hace tiempo, el perfil de cliente de las cajas eran más las familias y su principal negocio eran las pequeñas empresas y el ahorro familiar pero con el paso del tiempo estas diferencias se han ido reduciendo hasta quedar en nada. De hecho, antes se pensaba (y yo creo que es algo que todavía permanece en las cabezas) que las Cajas aplicaban menores comisiones, sin embargo no es así. Has de considerar que entidad te ofrece mejores condiciones, independientemente de si es Caja o Banco.
La legislación introducida recientemente establece una serie de condiciones que las cajas han de cumplir. Aquella que no las cumpla deberá pedir ayuda al estado, que viene a significar ser nacionalizada.
En concreto el Banco de España exige un capital mínimo. Si no lo alcanzan, deberán salir a Bolsa para captar capital, fusionarse con otras entidades, captar inversores privados, vender activos… etc, y si no solicitar al Estado que entre en el capital a través de créditos públicos del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Esto quiere decir que seguramente en breve las cajas habrán desaparecido del mapa financiero español y se habrán transformado en bancos.

 

Recuerda a más formación en Finanzas Personales más posibilidades de salir de esta crisis. Está en tu mano.

Si te ha gustado la entrada, te ha ayudado o la ves interesante, dale al botón!! y comparte en tus redes sociales.

Además, ya sabes que si quieres consultarme algo  no tienes más que dejar un comentario en cualquier entrada del blog.

3 Comments
  • Anonymous
    Posted at 19:08h, 24 abril Responder

    Hola, gracias por tus explicaciones.
    Una fusión como la de las dos cajas gallegas, ¿qué consecuencias puede tener para los clientes en general y sobre todo para los pequeños ahorradores que tenemos depósitos en una de ellas -y sólo ahí-. De nuevo mil gracias

  • J
    Posted at 20:19h, 24 abril Responder

    Hola Anónimo:

    Imagino que te refieres a la creación de NovaCaixaGalicia como resultado de la fusión de Caixanova y Caixagalicia. Por lo que sé no llega al 10% de capital básico (capital más reservas) que exige el gobierno por lo que se verá forzada a recurrir a inversores privados (es decir conseguir que grandes fortunas gallegas suelten dinero o conseguir inversores extranjeros) o al FROB (fondo de reordenación bancaria, es decir que el gobierno entre como accionista) para recaudar los fondos suficientes que le permitan alcanzar el nivel marcado.

    En mi opinión, y por favor considéralo como esto, no tendrías que tener ningún problema y deberías salir beneficiado. En cualquier caso lo que se está buscando es reforzar la solvencia de las entidades, por lo que su situación será mejor después que antes de la fusión (o al menos estará más saneada, y en eso ha estado trabajando desde hace tiempo para sanear el balance lo que le permitió pasar el test de estrés)

    Además la fusión debería permitir a la entidad ofrecer productos mejores para ti. Las cuentas y depósitos, son los que podrían sufrir más cambios, variando los tipos de interés por ejemplo en las cuentas corrientes (en los depósitos el interés debería estar garantizado hasta su vencimiento).

    Espero haberte respondido.

    un saludo/J

  • Anonymous
    Posted at 22:41h, 25 abril Responder

    Pues si, me has orientado. Gracias de nuevo.

Post A Comment