Quien paga las deudas de mi matrimonio si me he divorciado

Quien paga las deudas de mi matrimonio si me he divorciado

Si te hicieras a tu misma esta pregunta: ¿ Quien paga las deudas de mi matrimonio si me he divorciado ? ¿Cuál sería tu respuesta?

Imagino que responderías algo así como: “mi pareja, así se acuerda en el contrato de divorcio”.

 

¿Pero es así realmente? ¿Lo va a pagar tu pareja?

 

La mayor parte de las parejas se casan en régimen de gananciales. Esto quiere decir que los ingresos que consiga cada uno de los cónyuges se reparte entre los dos si se realiza una separación.

Te pongo un ejemplo: una vez casados en régimen de gananciales, os compráis una casa entre ambos, y como tu marido en ese momento andaba mejor de presupuesto, pone más dinero que tú. Si por lo que sea os separáis, a cada uno de vosotros os corresponde el 50% de la vivienda independientemente de lo que hayáis aportado.

Esto, que parece una buena idea. Tiene una vertiente tenebrosa, y es que aplica exactamente igual para las deudas.

Ahora te pongo otro ejemplo: os compráis un coche después de casaros. El préstamo a nombre de los dos. Por lo que sea os separáis y en el acuerdo de divorcio decidís que se quede él con el coche y con el préstamo.

¿Qué va a pasar si él no paga? Que el banco va a tirar de información, va a ver tu nombre y perfectamente puede ir contra ti y contra tus bienes.

Los acuerdos alcanzados en los contratos de divorcio y ante el juzgado no se trasladan a los sistemas informáticos de los bancos de forma mágica  y el único interés que tiene el banco es recuperar el dinero que te han prestado (y si puede venderte otra cosa).

Probablemente recuperarías posteriormente tu dinero y tu historial crediticio se recuperaría pero a base de peleas y esfuerzos posteriores.

“Juicios tengas y los ganes”.

Por eso es importante no dejar flecos sueltos en relación a las deudas. No dejes estos temas tan peliagudos abiertos ni sujetos a ninguna interpretación. Por mucho que no quieras que la otra parte pase por estas historias.

Si le quieres tanto entonces no te divorcies.

Pero si decides divorciarte haz que todos estos temas queden totalmente limpios. Aunque sea muy doloroso para ambos ahora, os estáis ahorrando problemas para el futuro. Sobre todo tú.

 

¿Cómo quedas limpia?

 

Lo primero en el acuerdo de divorcio debe quedar claramente reflejado quién se queda con cada bien y con cada deuda. Sin lugar a dudas.

Una vez esto esté claro debes ir a los bancos donde tengas alguna deuda a vuestro nombre y que vaya a pasar a ser de tu pareja para solicitar los cambios necesarios para que tu nombre desaparezca de ese crédito, préstamo o lo que sea.

Seguramente haya que realizar una refinanciación y las condiciones varíen pero de otra forma estás corriendo el riesgo de que en un futuro las cosas se vuelvan en contra tuya.

No se trata de ser excesivamente dura, se trata de ser justa y consistente con los pasos que estáis dando en otros ámbitos.

De verdad este tema es muy importante, y tiene que quedarte muy claro:

Los acuerdos de divorcio no tienen el superpoder de borrar las condiciones firmadas en los sistemas de los bancos, por lo que seguirás apareciendo hasta que lo resuelvas.

Cuanto antes lo hagas, menos problemas para ti. Tan sencillo como esto.

Es muy complicado empezar una nueva vida cuando no has terminado de cerrar los temas pendientes de la anterior. Y las deudas, aunque tienes herramientas para reducirlas, son un tema más que importante para dejar liquidado.

Imagino que lo que menos quieres a partir del momento en que te divorcias es tener que ver a tu ex-pareja cada dos días para ir comprobando si tiene dinero suficiente para pagar las deudas pendientes. Tendrás otras cosas mejores que hacer ¿no?

Ahora ya sabes como no quedarte sin respuesta ante la pregunta Quien paga las deudas de mi matrimonio si me he divorciado , actúa en consecuencia y si quieres comenzar a manejar tus finanzas por tu cuenta te animo a que te suscribas:

 

Si te ha gustado la entrada, ayúdame: dale al botón!! y comparte en tus redes sociales.

Además, ya sabes que si quieres consultarme algo  no tienes más que dejar un comentario en cualquier entrada del blog.

 

2 Comments
  • Maria
    Posted at 12:42h, 19 enero Responder

    Hola,

    Me voy a divorciar de mi marido, aún no sé si será mutuo acuerdo o contencioso porque no he recibido la demanda, el tema es que la vivienda en la que vivo (es el domicilio conyugal pero mi marido se ha ido de casa y alternamos fines de semana el uso de la vivienda por el tema de la niña que tenemos en acogida que vive conmigo actualmente a falta de sentencia) es de mis suegros y nosotros tenemos un préstamo que pedimos para reformarlo. En el préstamo constamos los dos como titulares, ¿hay alguna forma de que yo me desvincule del pago de este préstamo ya que la casa será de mi marido el día de mañana? ¿tengo que seguir pagando la mitad de un préstamo de una vivienda que no voy a disfrutar?.
    He sido ama de casa prácticamente los años de matrimonio y tengo 0 ingresos y 0 propiedades.

    Gracias

Post A Comment