Quieres dormir bien con un negocio a tu espalda ¿Qué deberías hacer?

27 Abr Quieres dormir bien con un negocio a tu espalda ¿Qué deberías hacer?

dormir bien con un negocio

Tienes una empresa, tu propio negocio, sin embargo, ya no consigues saber qué hacer para dormir bien.

Cuando decidiste emprender y abrir tu propio negocio, no contaste con esto. Nadie te lo advirtió. Nadie te dijo que tus horas de sueño iban a ser considerablemente reducidas.

Antes de nada déjame decirte que si quieres dormir bien con un negocio a tu espalda y no tienes tiempo para leer este artículo, puedes descargar el audio y así escucharlo en el coche, en el gimnasio, corriendo o dónde quieras.

Dicho esto, ya sabes que dormir bien con un negocio a tu espalda no es fácil. Nada fácil.

Aún cuando tu negocio vaya bien, consigas una rentabilidad adecuada y vayas creciendo, muchos de tus problemas, de tus inquietudes del día a día se trasladan de tu negocio a tu cama. Te acompañan por la noche y hace que des más vueltas en la cama que un rodillo.

¿Verdad?

A mí me pasaba.

Ya no sabía que hacer para dormir bien. Me acostaba, rendido, con la cabeza a mil, tardaba en conciliar el sueño, pero eso no era lo peor. A las tres horas, más o menos,  me despertaba con algo en la cabeza. Una negociación, un asunto pendiente. Y en ese momento me sucedía lo que yo llamo “la mente acelerada“: mi cabeza no dejaba de procesar esa información y me impedía  volver a dormir. Así, hasta que el despertador me liberaba.

4 horas de duermevela con una idea repetitiva dando vueltas en la cabeza, lo cual tiene sus consecuencias a lo largo del día, por supuesto. Estaba más irritable, se me olvidaban cosas cosas y con frecuencia respondía con ansiedad a las nuevas propuestas o/y oportunidades.

Si no duermes bien, tu concentración, coordinación y energía se ven afectadas. Y siendo como eres el mayor activo de tu negocio, esto afecta a tu cuenta de resultados.

Estoy convencido de que sabes de lo que te  hablo.

Ahora bien, esto no tiene por qué ser así. Por eso te voy a dar los 5 trucos que yo empleo para dormir como un bebé aún teniendo en la cabeza todas las preocupaciones que nos asaltan cuando somos los dueños de un negocio.

5 trucos para dormir bien con un negocio a tu espalda. 

 

1.- Fija una hora para irte a la cama.

¿Tienes hijos? ¿Recuerdas cómo les enseñaste a dormir? ¿Recuerdas a Casimiro y su hora de dormir?
Lo que les viene bien a los niños también nos ayuda a los adultos a dormir bien con un negocio a la espalda. Debes planificar el fin de la jornada laboral en función de la hora en la que te vayas a dormir y las actividades que tengas que realizar antes de acostarte.

 

Por ejemplo. Yo me acuesto a las 23h con la idea de estar dormido a las 23.30h. Antes de esa hora sé que tengo que leerle un cuento a mi hija, hacer unos ejercicios, cenar, dejar un tiempo de desconexión mental. Esas cosas que tengo que hacer me marcan la hora final de mi jornada laboral. Sé que si sobrepaso esa hora límite currando, tengo que eliminar alguna de las otras actividades. Y no quiero dejar de hacer ninguna de ellas.
Fija una hora para irte a la cama, descuenta las actividades que tienes que hacer antes de acostarte y con eso fija el final de tu jornada laboral. Y establécelo como rutina.

 

2.- Limita las actividades que realizas antes de dormir.

Los 60 minutos previos al momento en el que te acuestas tienen que estar libres de cualquier actividad física y también de comidas. Intenta no realizar ejercicio y adelanta el momento de la cena para evitar irte a la cama con el estómago lleno.

 

3.- Saca pensamientos de tu cabeza.

Cuando has tenido un problema a lo largo del día, éste habitualmente se queda fijado en la cabeza y cuando te vas a la cama, va contigo. Estos pensamientos obsesivos se quedan dentro de tu cabeza y muchas veces hacen que no puedas dormir.
Un truco muy sencillo para evitarlo es aplicar la técnica GTD y apuntar ese problema en una lista, como algo pendiente de hacer. Esa lista puede ser tu agenda, puede ser un papel que tengas en la mesilla, puede ser un cuaderno.
Donde tú quieras, pero anota ese pensamiento. De esa forma tu pensamiento sale de tu cabeza, se queda esperando fuera de tu mente y ya no te impedirá conciliar el sueño ni te despertará a mitad de la noche.

 

4.- Aplica técnicas de relajación en la cama, justo antes de dormir.

Es importante que tu cuerpo y tu mente entren en un estado de relajación para dormir. A los niños se les lee un cuento, hay una persona conocida, hablando despacio y les ayuda a conciliar el sueño. En tu caso eres tú mismo quien puede conseguir este efecto aplicando técnicas de relajación.

 

Por si te sirve, yo utilizo una: visualizo donde quiero estar dentro de cinco años, con todo lujo de detalles, de palabras, de entornos y lo hago controlando mi respiración.

 

5.- Si te despiertas por la noche con un problema rondando levántate.

Esto es importante. La cama es para dormir. Si no duermes es mejor estar en pie. En mi caso, cuando no  había forma de dormir, lo que hacía era levantarme, ir a beber agua y coger un papel y un bolígrafo de mi mesita de noche. Anotaba durante un rato lo que tenía en la cabeza y lo dejaba en mi escritorio, para el día siguiente.

 

Estos cinco trucos para dormir mejor a mi me ayudan a mantenerme activo al 100% a lo largo del día, y me ayudan a ser más productivo en mi negocio.

 

Espero que estos métodos para dormir mejor te ayuden a conseguirlo, aún cuando tu negocio quiera impedírtelo.

Y no lo dejes aquí, ACTÚA AHORA diciéndonos cuáles son las inquietudes en tu negocio que no te dejan dormir, aprovecha el campo de comentarios para contarnos qué es lo que te preocupa y hace que tengas que tomarte la infusión dormir bien del Mercadona.

0 comentarios

Publica un comentario